INICIO » Confesiones

Hot wife y cuckold - Gracias Ricardo


  • 9
  • 14.640
  • 9,57 (47 Val.)
  • 0

Ese domingo a la tarde en el telo, S, mi esposa estaba montada encima mío y mientras yo le chupaba su empapada conchita ella hablaba por celular con Ricardo (colega médico y por ese entonces vecino y separado recientemente) pidiéndole de encontrarse en la semana ya que S quería hablar con él.

Conocíamos a Ricardo ya que además de colega y vecino habíamos trabajado juntos, él y yo, en el mismo hospital durante 5 años en los cuales como se da en la mayoría de los grupos, además del trabajo compartimos reuniones sociales e incluso algún viaje por el país en ocasión de congresos médicos a los que asistimos.

A S siempre le gustó Ricardo y unos meses antes de ese domingo habíamos comenzado a hablar de concretar una vieja fantasía mía (y también de ella) de iniciarnos en el cuckold, morbo que tuve siempre y que desde novios le confesé a S que me gustaba y deseaba en algún momento concretar con su ayuda, si ella estaba de acuerdo.

S siempre fue y sigue siendo una mujer muy sexy, morocha con buen cuerpo y piernas y en especial una cola muy deseable y que sabe usar y disfruta. Por ese entonces no solíamos ir mucho a telos pero toda la semana previa tuvimos sexo a diario y en cada ocasión nos excitábamos mutuamente hablando de concretar finalmente la fantasía y poniendo ya nombre al macho que los dos deseábamos que fuera mi corneador, los dos coincidimos en que fuera Ricardo y ese domingo, después de tener un intenso mañanero, decidimos a la tarde ir a un hotel de la zona y mientras yo le hacía sexo oral, ella llamaría a Ricardo para pedirle encontrarse con él en la semana, cosa que hicimos y aunque él se mostró sorprendido por el llamado y el pedido de S, aceptó encontrarla el miércoles siguiente por la tarde.

S terminó de hablar con Ricardo y me regaló un hermoso orgasmo en mi boca con una cantidad de jugo que nunca me había dado y mientras me chupaba la pija y me sacaba mucho semen, que tragó (como le gusta hacer siempre) y saboreó "pensando en Ricardo" como me dijo luego de tragar todo.

Llegó el miércoles de la cita y como todos los miércoles, yo estaba en mi consultorio trabajando, ansioso y esperando la hora de volver a casa y que la muy turra de mi hermosa esposa, me contara en detalle todo lo que Ricardo le había hecho, ya que se encontraban tipo 18 hs. y yo volvía a casa a eso de las 22. Fue llegar a casa, completamente excitado y ver a S con una sonrisa de oreja a oreja esperándome en el dormitorio, tapada con las sábanas hasta el cuello y cuando me vio entrar ¡se destapó quedando en tetas y una tanga minúscula, colaless que había estrenado esa tarde!!!

Cuando me acerqué para meter mis dedos en la conchita y comprobar como estaba, S me tomó la cara con las manos, me acercó a ella y me dio un beso de lengua profundo, húmedo y prolongado "para que vayas conociendo el sabor de Ricardo" me dijo y ahí si separó las piernas, me mostró la tanguita mojada (¡semen de mi corneador!!!!) y mientras yo le ponía dedos en la conchita, empezó a contarme con todo detalle esa primera cita con mi corneador.

Se encontraron en un bar de capital a tomar algo, pero había mucha gente y S le dijo a Ricardo que lo que quería decirle era algo privado y no le gustaba que la gente de alrededor escuchara. Ricardo le propuso ir a su automóvil y dar una vuelta para poder hablar, así hicieron y ya en el estacionamiento y antes de poner el auto en marcha, S le dijo a Ricardo que le había pedido verse porque a ella le pasaban cosas con él, que sabía que no estaba bien decírselo, ya que él y yo éramos conocidos, pero que hacía tiempo que él le gustaba y no quería guardárselo más.

Ricardo se sorprendió por un momento por las palabras de S, pero en un segundo estiró la mano y le acarició el muslo, mientras se acercaba a ella para besarla y con su mano buscaba la conchita mojada de mi caliente esposa, que abría las piernas para facilitar que los dedos de él se metieran por debajo de la tanga y entraran en su vagina ansiosa y empapada, poniéndola aún más caliente de lo que ya estaba y en tanto ella le chupaba la lengua a Ricardo y con una mano la apretaba el bulto sintiendo lo duro y caliente que estaba. Esa franela intensa siguió por unos minutos en el estacionamiento, hasta que Ricardo le propuso ir a un telo y por supuesto S aceptó caliente y entusiasmada.

En 5 minutos estaban entrando al telo y ya en la habitación ella le sacó el saco, empezó a desprender el nudo de la corbata mientras Ricardo le sacaba la ropa a ella y sin dejar de besarse con lengua en pocos segundos estuvo él totalmente en bolas y al palo y S sólo con la tanguita y en 4 patas en la cama mostrándole y ofreciéndole a él, su hermoso culo. Ricardo empezó a comerle la conchita y después de unas lamidas, se acostó y S se puso encima de él para un 69 espectacular (según palabras de mi puta esposa que además aprovechó para comentarme "la buena pija" de él y lo bien que se la hizo sentir) que duró un buen rato, hasta que él, muy caliente, le descargó una cantidad de semen (mayor obviamente a lo que S estaba acostumbrada), que mi putona esposa recibió y tragó "hasta la última gotita" como a ella le gusta hacer siempre.

Ricardo no pudo aguantar la calentura y le llenó a S la boca de semen, le preguntó si le había molestado y por supuesto ella le dijo que no, que le encantaba eso y que siempre le gustó tragar, pero que nunca le habían dado "tanta lechita junta", él le comentó que lo excitaba y le gustaba mucho acabar en la boca y que lo volvía loco que se tragaran su semen pero respetaba a las que no les gustaba, "conmigo entonces vas a estar siempre contento, soy adicta al semen" le dijo ella y se río pícara y putona.

Mientras hablaban, S empezó a masajearle la pija a Ricardo diciéndole "yo no acabé todavía, estoy muy caliente", él la montó de frente con ella abajo, pero la pija de él no terminaba de ponerse dura entonces S le dijo, ¿querés la cola? a lo que Ricardo abrió grande los ojos y con una sonrisa enorme le dijo "Seeeeeeee, date vuelta guacha, que te hago el ortoooo" y ahí sí, la pija bien al palo y bombeándole el culo a full mientras ella se pajeaba ¡y acababa como una perra mojando las sábanas!!!!

Ricardo le echó otro polvo, pero afuera, entre los cachetes y la lechita chorreaba hasta la conchita empapada de S por la acabada que ella también se echó. Ricardo le dijo que tenía que irse porque sin saber que tendrían ese encuentro, ya había programado cosas para hacer. S le dijo que si, que ella también tenía que irse porque "mi marido va a llegar a casa y yo tengo que estar ahí como una buena esposa" a lo que él le preguntó si ella me había hecho cornudo antes y ella le contó que no, que era la primera vez, lo que no le dijo (ni esa vez ni nunca durante el año y medio que fueron amantes), fue que yo sabía de su relación con él y que ella misma me contaba todo, con detalle, después de cada encuentro, incluso de la vez que la esperó en su casa con un amigo y la enfiestaron, pero eso lo contaré en otra ocasión.

Ricardo se duchó, S no para cumplir con el pedido de su macho, se dieron un beso de lengua profundo y muy húmedo y él la alcanzó hasta una remisería, donde S tomó un auto que la trajo a casa, no sin antes prometerse seguir encontrándose y teniendo sexo cada vez que quisieran.

Mientras me contaba esto yo comía la conchita mojada de mi esposa, pasaba mi lengua por el ano inflamado por los pijazos de Ricardo y saboreaba los restos de leche de mi corneador. S me pajeaba y cuando acabé se tragó todo mi semen "así se hacen hermanos de leche dentro mío" 

Esta historia es real y quería contarla, mi esposa y mi colega corneador, siguieron encontrándose durante un año y medio (se cortó la relación cuando él volvió a casarse y se mudó a la capital) y él nunca supo o al menos nunca estuvo seguro de si yo sabía o no de su historia con S. Ricardo, me gustaría mucho que leas esto y que finalmente tengas la seguridad de que yo sabía todo lo que hacían con S y no sólo lo sabía, sino que me excitaba saberlo y me gustó mucho que fueras mi corneador (no fuiste el primero, pero si el mejor!!!) y que gracias a vos, S se fue liberando cada vez más y desde esa historia tuya hasta aquí hemos tenidos muchos encuentros con parejas y con solos que ambos disfrutamos mucho y que es justo reconocer se dieron en gran medida porque vos hiciste de S una hot wife hermosa y muy puta y yo conseguí cumplir mi fantasía de ser un esposo cornudo consiente y disfrutar de mis deseados cuernos.

(9,57)

Online porn video at mobile phone


relatos sexo con madurosmujeres maduras mexicorelatos eroticos de jovencitasrelato erotico incestorelatos eroticos de enfermerashistorias de sexo lesbicola fantasia de mi esposasenoras madurasver relatos eroticosrelatos eroticos incesto gayrelatos eoticosrelatos eroticos de doble penetracionrelatos eroticos de violacionrelatos eroticos triorelatos de incesto padre e hijarelatos eroticos eroticosporno costa ricarelato eroticorelatos eroticos triosrelatos lesbicosclasificados eroticosrelatos ponorelatos eroticosrelatos de incwstorelatos eroticos de violacionincestos nuevosrelatos eroticos con mi hermanacuenta relatos eroticosrelatos sexorelatos eroticos bisexualesporno en chilerelatos eroticos blogmaduras infieles mexicanasrelatos eroticos trabajorelatos eroticos metrorelatos eroticos incestoshistorias eroticas lesbianasrelatos gay sin tabuessenoras madurasrelatos eroticos en femeninohistorias travestisrelatos eroticos triobuscador de relatos con amigos en casarelatos eroticos de compadresrelatos eroticos zoofiliarelatos eroticos cinecuentos calientesrelatos eroticos amigarelatos eroticos con amigasrelatos eroticos mi cunadoimagenobscurarelatoseroticosrelatos eroticos milfincesto mexicanarelatos eroticos mi sobrinahistorias eroticas gratiseroticos relatosporno gay perurelatos sexo incestotoprelatosrelatos gay gratisporno en mexrelatos eroticorelatos eroticos sex shoprelatoseroticosgayrelatos de incetocasadas mexicanas infielesrelatos cortos eroticoshistorias de arrimonescuento relatos comrelatos eroticos analrelatos de incesto realrelatos sexuales incestohistorias sexorelatos porno mexicanosrelatos eroticos de lactanciacuenta relatos eroticosrelatos eroticos para adultosrelatos eroticos de jovenesrelatos eroticos mexicanossexo con madura mexicanarelatos eroticos publicorelatos eroticos culo